Para dar respuesta a necesidades formativas relativas a la actualidad, nuestros seminarios de desarrollo continuo se renuevan constantemente. Es el caso del seminario Housing First: un nuevo enfoque en la atención a personas sin hogar, con el que desde la UOC pretendemos difundir una metodología para abordar un problema creciente en nuestra sociedad.

En los últimos diez años, el número de personas sin hogar ha aumentado en la mayor parte de las ciudades del mundo, también en países con un fuerte crecimiento económico como Alemania, donde solo en Berlín se registró a más de 30.000 personas sin hogar en el año 2017. Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Seattle, París, Londres o Bruselas, ciudades con una gran actividad económica y símbolos de prosperidad, ven como a pesar de aumentar las plazas en albergues, refugios y centros residenciales de la ciudad, el número de personas obligadas a vivir y dormir en la vía pública, en casas sobreocupadas, en infraviviendas o en espacios no habilitados para la vida cotidiana no para de crecer.

Las pruebas empíricas demuestran que el principal factor que explica este aumento del sinhogarismo es la falta de acceso a la vivienda. La supuesta recuperación económica recrudece el mercado de la vivienda y esta resulta inaccesible para las personas con rentas bajas o ingresos inestables.

De la premisa de que lo que necesita una persona sin hogar para rehacer su vida es precisamente un hogar surge Housing First, un programa diseñado para personas con problemas de salud mental y orgánica y con una situación de sinhogarismo crónico. Housing First nace a principios de los años noventa en la ciudad de Nueva York de la mano del psicólogo Sam Tsemberis, partiendo de la constatación de que la vida en la calle empeora de forma sustancial la salud física y mental de las personas. Las evaluaciones mostraron unos resultados tan positivos que pronto se empezó a aplicar en Canadá y, posteriormente, se dio el salto a Europa por medio de países como Finlandia, que lo incorporó como uno de los ejes principales en su estrategia estatal para combatir el sinhogarismo. Desde entonces, numerosas ciudades europeas lo han puesto en marcha.

Housing First es una metodología innovadora de acompañamiento a personas sin hogar que, por un lado, se centra en el derecho a la vivienda, que se ofrece sin condiciones ni condicionantes, y por el otro, rompe con el modelo clásico de intervención haciendo un acompañamiento centrado en la persona y en su autonomía y aceptando el derecho de las personas a decidir sobre su propia vida y a equivocarse. Desde esta perspectiva, se acompaña en el proceso de recuperación sin ser coercitivo y apoyando durante todo el tiempo que sea necesario.

La metodología Housing First no solo rompe con el modelo clásico de escala en el que las personas tienen que demostrar que están preparadas para pasar a la siguiente fase y a las que se pide cumplir con un plan de trabajo y unas normas establecidas, sino que, además, rompe con la idea de categorizar a las personas sin hogar como desviados sociales o incluso como protodelincuentes o personas que viven en los márgenes de la sociedad. Housing First reconoce el derecho de las personas a una vivienda adecuada y detecta las causas estructurales que llevan a caer en situaciones de exclusión residencial.

Mediante esta metodología de acompañamiento se nos abre una gran oportunidad para repensar la relación no solo con las personas atendidas por el programa, sino entre las políticas de vivienda y los servicios sociales, entre las personas sin hogar y el derecho a la vivienda y entre la turistificación y la financiarización de nuestras ciudades y el sinhogarismo.

Para profundizar en esta metodología, puedes cursar el seminario Housing First: un nuevo enfoque en la atención a personas sin hogar, con el que tendrás una visión global sobre esta nueva propuesta para abordar el trabajo social y educativo con las personas sin hogar.